Noticias Litoral


CAMPESINOS DE RANCHERÍA, EN TURBO, RECUPERARON FINCA DESPUÉS DE 20 AÑOS DE DESPLAZAMIENTO

Apartadó, . Después de 20 años de desplazamiento forzado, Joaquín Restrepo* pudo poner de nuevo los pies sobre su tierra. La última vez que lo hizo, estaba huyendo con su esposa embarazada de la vereda Ranchería, en los límites entre Turbo y Riosucio. En los años 70, la zona fue fortín de la guerrilla que, en la década siguiente, comenzó con extorsiones a los grandes hacendados y reclutamiento forzado en los poblados campesinos. Entre los años 93 y 97, paramilitares de la Casa Castaño obligaron a decenas de familias a huir de sus tierras. La familia Restrepo poco pudo disfrutar de la tierra adjudicada por el Incora en 1995: dos años después, llegó la orden perentoria del grupo paramilitar, comandado por alias Lázaro, quien les dio 24 horas para desocupar. Para ese momento, las casas de Rancherías ya tenían su difunto, la vereda estaba desocupada y solo les faltaba, a los Restrepo, salir de la zona. En Medellín comenzó el desplazamiento. “¿Que qué me puse a hacer en la ciudad? Más que todo a sufrir”, cuenta Joaquín, al recordar que uno de los compradores de tierras de esos días lo buscó en la capital de la montaña; lo presionó para vender; y le pagó por su tierra $1.200.000. Con las esperanzas perdidas, buscó más acomodo en Chigorodó, en el Urabá antioqueño, donde vivió con la esperanza de volver a lo suyo. El desenlace de esta historia, tras 20 años de desarraigo, comenzó a darse en la oficina de la Unidad de Restitución de Tierras, donde solicitó su predio de 15 hectáreas, que fueron restituidas gracias a una decisión del Tribunal Superior de Antioquia. Ahora, con la entrega material de su finca, la familia se alista para ver construir su casa nueva y comenzar con el proyecto productivo al que tienen derecho. En su predio se verá, nuevamente, el ganado y varios cultivos. Con las de la familia Restrepo, son ya cerca de 3.300 las hectáreas restituidas en esta región donde, gracias a las sentencias de jueces y magistrados, han sido invertidos cerca de 3000 millones de pesos en proyectos productivos de plátano, maracuyá y ganadería, entre otros.

| Categoría General


| Fecha